Estará prohibido por la DGT que los patinetes eléctricos aparquen en las aceras

Dicha medida está siendo impulsada por el director general de Tráfico, Pere Navarro, debido a que sigue existiendo cierto “vacío legal” con respecto a la circulación de los patinetes eléctricos. Estos vehículos han adquirido una popularidad enorme estos últimos años, así que debido a la proliferación de estos patinetes los dirigentes de Tráfico han decidido tomar medidas.

Esta nueva normativa afecta directamente a los patinetes eléctricos pero también serán aplicadas a bicicletas, ya sean eléctricas o no.

Los patinetes eléctricos aparcados en la acera se están convirtiendo en una visión muy habitual sobre todo en grandes ciudades españolas. Así las aceras han pasado a estar completamente ocupadas por estos vehículos en determinadas zonas dejando poco espacio libre sobre todo de cara a personas con movilidad reducida.

Los defensores del patinete eléctrico responden a la nueva normativa

Defienden que la modernización de las leyes no puede pasar por la prohibición de estos vehículos. Debido a que muchos usuarios de estos vehículos han trucado su velocidad y hacen un mal uso de los mismos, la DGT ha decido meter mano en el asunto.

La medida busca proteger al peatón que circula por la acera, así los patinetes no solo tienen prohibido la circulación por esta vía sino que también el aparcamiento en la misma.

Entonces, ¿dónde aparcarán los patinetes eléctricos?

Esta ley supone la aparición de un nuevo problema: donde aparcar estos patinetes. En muchos casos estos vehículos aparcarían en los mismos espacios que coches y motocicletas.

Campaña “Por aquí no puedo, por aquí no paso”

Impulsada por la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas (ASPAYM) y en colaboración con la DGT, Navarro declaró en dicha campaña que la nueva normativa prohíbe circular a los patinetes eléctricos por la acera y pone como velocidad máxima de dicho vehículos de 25 km/h, así como que dichos vehículos no podrán aparcar en zonas peatonales.

También apuntó que para mejorar la circulación de peatones, especialmente personas de movilidad reducida y gente con carritos de bebé, se suprimirán plazas de aparcamiento de automóviles y se habilitarán estos espacios para patinetes, bicicletas y motocicletas.

Insistió en que las personas mayores de 65 años generalmente tienen por prescripción médica la recomendación de caminar mucho para mantener un buen estado de salud, por lo que es conveniente librar las aceras de obstáculos para que puedan ser transitadas cómodamente. También insistió en que cierto mobiliario urbano puede llegar a convertirse en obstáculo sobre todo en zona de alta transición peatonal, así como las terrazas y la publicidad urbana, por lo que se intentará unificar en estructuras verticales para que no resulten un impedimento para todos estos sectores de la población a la hora de andar por las calles.

Esta nueva normativa será instaurada según Navarro en cuanto se forme Gobierno.

El auge del patinete eléctrico

Estos vehículos han ido en muy poco tiempo cambiando el paisaje urbano y han revolucionado la movilidad de las grandes ciudades españolas. La DGT en 2016 emitió una instrucción que proponía a los Ayuntamientos a establecer sus propias medidas y limitaciones al respecto. Debido a la aparición masiva de estos vehículos cada consistorio ha ido estableciendo sus propias medidas a marcha forzadas, por lo que se veía que hacía falta una homogenización de la normativa al respecto.

Acumulación de patinetes eléctricos y bicicletas en las aceras

A pesar de que se trate de vehículos ecológicos y altamente beneficiosos para el medio ambiente ya que reducen la contaminación, prevalecerá el hecho de que no es posible que se acumulen patinetes y bicicletas estacionados en aceras haciendo muy incómodo el paso de los viandantes. También cabe destacar el hecho de que muchos patinetes acaban tirados en aceras porque no existe un espacio específico para estos vehículos.

Tipos de patinetes eléctricos y su clasificación según la DGT

La DGT clasifica estos vehículos de movilidad urbana en distintos grupos:

Grupo A. En este grupo se encuentran gran parte de los patinetes eléctricos ligeros como los monociclos o los hoverboards.

Grupo B. Aquí se encontrarían todos los patinetes eléctricos que poseen una potencia más elevada, y por tanto, una mayor velocidad como los segway o los scooters eléctricos.

Grupo C. Aquí se incluirían los vehículos de dimensiones más grandes como las bicicletas eléctricas con cestas o que tienen la capacidad de transportar pasajeros.

Normativa general y uso del patinete eléctrico

Las autoridades se han visto sorprendidas debido al crecimiento de estos vehículos y por tanto también han aumentado los accidentes y los conflictos en los que los patinetes se han visto envueltos ya que forman ya parte de la movilidad urbana.

Resultan ser un tipo de vehículos económicos, veloces, ocupan poco espacio y no tienen problemas de aparcamiento, pero es que además de todo esto, no contaminan, tienen un alto grado de autonomía y son altamente ecológicos resultando ideales para desplazarnos por grandes ciudades. Hoy por hoy no existe una normativa clara y unificada en lo referente a estos vehículos y cada localidad ha ido implantando lo que ha considerado que era lo mejor para su ciudad y peatones que la transitan, pero se pretende unificar una normativa a por parte de la DGT.

Cualquier persona mayor de 15 años, utilizando obligatoriamente casco y sin auriculares puede usar un patinete eléctrico. Los vehículos que se encuentren dentro de los Grupos B y C deben estar equipados con luces, elementos reflectantes y timbres. Sobra decir que queda tajantemente prohibido utilizar estos vehículos bajo los efectos del alcohol, drogas y cualquier tipo de sustancias psicotrópicas.

Hay que añadir que cualquiera de estos vehículos eléctricos que se usen para una actividad económica deberá disponer de su correspondiente seguro de responsabilidad civil con una cobertura mínima de un millón de euros. De cara al uso de estos patinetes eléctricos para actividades turísticas, el vehículo estará limitado a 8 personas incluyendo el guía y todos ellos deberán incluir luces, timbre, cascos y elementos reflectantes.