Mantenimiento Bicicleta Eléctrica

¿Quieres saber más acerca de los nuevos medios de transporte en cascos urbanos? Con el auge de las nuevas tecnologías, las ciudades se están reconvirtiendo, dejando a disposición de los ciudadanos de a pie diferentes alternativas para moverse por el centro y los alrededores de pueblos y ciudades.

Además con los problemas de la contaminación se han puesto de tendencia los transportes eléctricos como los autobuses, patinetes, skates o de lo que hablaremos hoy, de las bicicletas eléctricas ¿Estás pensando en comprar una bicicleta de este tipo o bien ya la tienes y quieres saber más sobre su mantenimiento? Continúa leyendo el artículo para informarte de todos los detalles.

Son una gran opción, muy útil y que no contaminan. Funcionan con una batería, generalmente de litio que se puede cargar en cualquier corriente eléctrica o en las instalaciones que ofrecen las ciudades o pueblos. Para lugares donde existen desniveles, cuestas o largas distancias es una opción idónea, ya que no requiere de esfuerzo de parte del usuario y fomenta además medidas ecológicas de transporte.

Guía de Mantenimiento de una bicicleta eléctrica

Es bien cierto que todo aparato de transporte debe llevar una serie de chequeos y mantenimiento para que los usuarios no tengan problemas de ninguna índole o incluso accidentes por un fallo inesperado. Se puede pensar que las bicicletas eléctricas pueden tener un mantenimientos mucho más completo que una sin motor, pero no es así, su mantenimiento es parejo a continuación mostramos los cinco puntos que debes tener en cuenta frente al mantenimiento de tu bici eléctrica.

Mantén la batería a punto

Puede parecer obvio pero mantener la batería de la bicicleta eléctrica cargada y suministrarle energía de manera correcta es primordial para darle una larga vida a este medio de transporte. Es importante utilizar el cargador que provee la bicicleta y seguir paso a paso las indicaciones que muestran las instrucciones.

Las baterías de estos vehículos suelen ser de litio y si no se utilizan de manera correcta su vida útil puede verse mermada. Es aconsejable además no descargarlas totalmente ya que sus propiedades pueden verse afectadas al quedarse sin nada de energía. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que debemos tener cuidado de que no sufran golpes y controlar los cambios de temperatura bruscos según las indicaciones del proveedor.

Ten en cuenta el sistema eléctrico

El sistema eléctrico de la bicicleta es el corazón del aparato, por lo que debemos estar pendientes de si algo falla o no funciona adecuadamente. Si ocurre algún problema con la bicicleta es importante llevarla al servicio técnico oficial, ya que no debemos manipular el dispositivo, ya que su configuración es compleja. Por lo demás no tiene ningún mantenimiento especial ya que está protegido frente a las inclemencias del tiempo y de la humedad.

La limpieza de la bicicleta eléctrica

El lavado de este medio de transporte es similar al lavado de una bicicleta no eléctrica, solo que nunca se debe utilizar un sistema de chorro a presión, ya que podría dañar algunos elementos con la fuerza del agua. No nos debemos preocupar de los componentes eléctricos ya que están perfectamente protegidos y sellados. No obstante es importante retirar la batería y proteger el controlador durante el lavado. Puede dejarse secar al aire sin problema alguno, pero se recomienda secarla.

Los neumáticos y los frenos, un punto importante a tener en cuenta

Estos dos elementos son importante a la hora de circular como si de un coche se tratara. Debemos vigilar la presión de las ruedas y de sus estado para evitar incidentes. Por otra parte los frenos siempre tienen que estar a punto, aunque no sean unos frenos típicos y no necesiten tanto mantenimiento es importante revisarlos sobre todo si se circula por desniveles, en zonas pobladas, cascos urbanos con carretera, etc. Es importante contar con un buen hinchador de ruedas, los hay de buena calidad a precios económicos. Puedes ver algunos modelos en este enlace.

Otras cuestiones a tener en cuenta

Tras revisar los puntos anteriores solo queda probarla y acostumbrarse a este nuevo medios de transporte. Una vez pruebes o adquieras uno de estos aparatos debes probar todos los elementos de los que dispone para ver que todo funciona a la perfección. Sobre todo hay que prestar atención al cambio de marchas. También es importante ajustar la tensión del manillar para más comodidad.

En resumen, el mantenimiento de las bicicletas estáticas es parecido a la de una convencional pero debemos tener diferentes factores en cuenta. Como recomendación es importante hacer una revisión cada año para asegurar nuestra seguridad en este vehículo.